1.
MoneyMan, Préstamos de hasta 1.200 € 100% online

Primer préstamo hasta 300 € Gratis, sin intereses

Nuestros préstamos rápidos para autónomos ofrecen la posibilidad de conseguir hasta 1.200 euros (300 euros, si es el primer préstamo con nosotros). No pediremos ninguna documentación. Proceso 100% SIN PAPELEOS.

2.
Préstamo Moneymas, de 2.000€ hasta 5.000€

Préstamos de 2000 a 5000 €

Cuando las entidades bancarias no se ajustan a las necesidades y la problemática de las personas, Moneymas es la solución más acertada

3.
Ccloan, Préstamos desde 300€ Gratis y hasta 1.000€

hasta 300 € sin intereses

Una amplia experiencia nos coloca como la principal opción al momento de solicitar préstamos online. Total transparencia para que siempre se sepa lo que se ha de pagar y con qué frecuencia hacerlo.

4.
PrestamoRapido.es – Hasta 1.000€ en minutos

hasta 1000 € préstamo rápido

PrestamosRapidos.es presenta una gran ventaja, 35 días como plazo máximo para la devolución del préstamo sea cual sea la cantidad prestada entre 50 y 1000€

5.
CreditStar – préstamos online hasta 1.000€

limitado a 150 € primera solicitud

Una de las características más sobresaliente de credistar es la forma responsable de realizar los estudios de viabilidad para la concesión del préstamo, minucioso pero ágil.

6.
Prestamer, Primer préstamo hasta 300€ de forma automática

Préstamo online en 4 minutos

Si se solicitan préstamos con frecuencia y siempre se devuelven a tiempo, aumenta la cantidad límite gradualmente. En la siguiente solicitud de préstamo se aprobará una cantidad mayor con un porcentaje de interés menor.

7.
Wandoo, hasta 300€ sin comisiones ni gastos

hasta 300 € Gratis

Ofrece un préstamo máximo de hasta 850 € para clientes habituales y que hayan solicitado anteriormente varios préstamos.
El segundo préstamo es tan solo hasta 400 €, y los sucesivos pueden aumentar en 50 € la cantidad máxima hasta alcanzar el tope de los 850 €

8.
Ferratum, El crédito flexible hasta 1.000 €

Hasta 500€ Para nuevos clientes

El crédito flexible de Ferratum.es, no es un préstamo rápido, es como disponer de una tarjeta de crédito, sin costo de mantenimiento ni costos de apertura. Su usa cuando se necesita, y se devuelve poco a poco

9.
Creditosi, Hasta 300€ en tu primer préstamo gratis

1er. préstamo hasta 300 € Gratis

Creditosi ofrece mini créditos desde 50 € hasta 1000 € a devolver en 30 días , y de 300 € a 2000€ a devolver en 12 meses en el caso de las líneas de crédito. UNa oferta muy interesante

10.
Vivus primer préstamo de hasta 300€ sin comisiones

Nuevos hasta 300 € sin intereses

vivus.es máxima flexibilidad. Ajusta el pago del préstamo rápido como mejor convenga, , ampliar la cantidad solicitada o cancelarla con antelación.

11.
Twinero, préstamos online con respuesta al momento

Hasta 300 € Primer préstamo

Los autónomos, pensionistas o personas en desempleo, generalmente son excluidos de la financiación a través de las entidades tradicionales. aún y a pesar de estar en situación de poder devolver los préstamos. Twinero puede ser la solución.

12.
Mykredit, Hasta 400€ con transferencia instantánea

Hasta 400 € con nómina

Préstamos personales fáciles y flexibles. Aprobación y transferencia instantánea. Devolución entre 61 y 120 días, el cliente elige entre 2, 3 o 4 cuotas para el pago.

13.
Anticipos.es – hasta 600€ de anticipo de nómina o pensión

hasta 200 € El primer anticipo

Si dispone de una cobro regular, nómina, pensión o subsidios, puede obtener un anticipo de hasta 600 € en tan solo unos minutos, sin aval y en efectivo

14.
Ibercredito, Préstamos hasta 800€ al instante

Préstamos rápidos hasta 800 €

Los MicroPréstamos de Ibercrédito.es están para facilitar esa ayuda y transferir el dinero a tu cuenta corriente de forma inmediata. En menos de 1 hora

15.
Viaconto, Préstamos rápidos sin nómina y sin aval

hasta 300 € Gratis, 1er. prestamo

Pedir un préstamo en Viaconto, es muy sencillo. Tan solo se debe seleccionar el importe entre 50 y 300 euros-, y entre 7 y 30 días para la devolución. La calculadora informará automáticamente del importe total que se ha de retornar,

Préstamos personales online ¿Qué son y para qué sirven?

Por definición, un préstamo personal es un préstamo sin garantía, para utilizar el dinero en cualquier uso, aunque las entidades bancarias en los últimos tiempos ofrecen unas características algo diferentes en función del uso que el cliente le quiera dar: compra de una vivienda o arreglos en la vivienda actual, adquisición de un vehículo, viajes o eventos familiares.

Hoy en día y gracias a las nuevas tecnologías, se puede disponer de un amplio abanico de ofertas que se pueden estudiar a través de un comparador de préstamos personales online, y buscar aquella oferta que mejor se ajuste a la necesidad del solicitante.

A diferencia de los préstamos rápidos que se suelen utilizar para cantidades menores y con plazo de devolución total fijado, en los préstamos personales tanto la cantidad de dinero a solicitar como el plazo a devolver pueden ser mayores.

Las cantidades a solicitar en un préstamo personal pueden ascender hasta 300.000€ dependiendo de la entidad. Y el plazo a devolver en estos casos, deja de ser un único pago a una fecha determinada y se distribuye en pagos fraccionados con periodicidad mensual o anual, hasta un máximo de 15 años.

 

Cómo solicitar un préstamo personal online

Para empezar es importante mencionar que existen varios tipos :

En todos los casos, el proceso de solicitud será el mismo, y lo único que variará serán los informes que se deban adjuntar en el formulario de solicitud. Es decir, primero seleccionar las entidades que mejores ofertas hagan y más facilidades puedan ofrecer (es conveniente rellenar varios formularios de distintas entidades, para ver qué ofertas pueden ser más favorables). Seguidamente, enviar los documentos que soliciten, y en un plazo máximo de 24 horas confirmarán o denegarán la solicitud.

Los requisitos básicos en todos los casos serán los siguientes:

  • Ser mayor de edad, y no pasar de los 65 años (salvo excepciones).
  • Residir en el País y aportar documento de identidad o pasaporte.
  • Ser titular de una cuenta bancaria.
  • Que el “ratio” de endeudamiento no supere el 40% de los ingresos.
  • Disponer de una fuente de ingresos regulares: nómina, pensión, etc.

 

Préstamos personales aportando garantías

Es la fórmula más sencilla, rápida y económica que ofrecen las entidades crediticias para otorgar un préstamo personal.

La garantía es en si el “valor seguro” que tienen las entidades para tener confianza en que recuperarán el dinero prestado más los beneficios que se añaden a esa contraprestación, ya sean intereses, comisiones o gastos de gestión.

Esa garantía puede ser justificar unos ingresos económicos regulares que permitan al solicitante, cumplir su obligación de pago sin mayores problemas. Otra de las garantías que agradan a los prestamistas es disponer de una propiedad inmobiliaria, vehículos o enseres que, en caso de no pagar la deuda, el prestamista pueda llegar a vender. Y por último, también es aceptable como garantía un aval solidario de manera que haya un compromiso de pago por parte del avalador.

 

Préstamos personales online sin nómina

Disponer de una nómina ya de por sí es una garantía de devolución del préstamo, pero no siempre es suficiente y todo va a depender de la cantidad solicitada, el plazo previsto de devolución para determinar la cantidad a pagar cada mes, y el importe de la nómina. Ya que el importe a pagar mensualmente no debería ser mayor del 30% de la nómina, y siempre que no se tengan otros compromisos de pagos obligatoriamente o deudas.

Las entidades prestamistas pueden aceptar otras fuentes de ingresos, como pensiones, rentas de alquileres inmobiliarios, rendimientos del trabajo por cuenta propia (autónomos). En definitiva, unos ingresos regulares.

El cobro de una prestación por desempleo, no servirá como plena garantía, ya que está condicionado el cobro de dicha prestación a un determinado tiempo, y en ese caso la devolución del préstamo no debe exceder en el tiempo de que corresponde al cobro de la prestación

 

Préstamos personales sin garantías ni aval

En este caso, la situación es algo más delicada, y muy posiblemente las entidades bancarias tradicionales denieguen por sistema la concesión de cualquier tipo de préstamo personal. 

No obstante, hay entidades privadas que pueden aceptar el reto, tras un estudio de la operación. Pero en contrapartida cargan unos intereses y costos más elevados, pudiendo llegar a triplicar el porcentaje de intereses de los bancos.

 

Préstamos personales con ASNEF

En una situación como esta, las entidades bancarias en un alto porcentaje rechazarán de pleno cualquier solicitud, y máxime si la inscripción en el registro de morosidad, es consecuencia de una deuda bancaria.

Constar en ASNEF por deudas menores, como pueden ser pequeñas deudas con compañías telefónicas o similares, puede no tenerse en cuenta a no ser que sean repetitivas o de importes considerables.

Entidades privadas pueden aceptar la concesión de este tipo de préstamos, siempre que se trate de cantidades no muy grandes, y lo harán con una tasa de interés alto y no sin antes hacer un estudio de riesgo.

 

Documentos necesarios para solicitar préstamos personales

Por lo general las entidades de crédito, tras recibir el formulario online y hacer un estudio preliminar determinan si aceptan o rechazan la solicitud, y en caso de aceptación suelen solicitar que se aporte documentación.

Cada caso y situación personal, requerirá una documentación específica:

 

Solicitantes con nómina

  • Copia del documento de identidad o pasaporte en vigor.
  • Contrato de trabajo o 3 últimas nóminas percibidas.
  • Datos cuenta bancaria donde aportar el dinero solicitado.
  • Factura de servicios (agua, luz, teléfono, etc..) que acredite reside en el domicilio que se indica en el formulario online.

 

Solicitante como trabajador por cuenta ajena (autónomo)

  • Copia del documento de identidad o pasaporte en vigor.
  • Certificado de alta actividad.
  • 3 últimos recibos pago seguridad social.
  • Declaraciones de IRPF e IVA últimas.
  • Factura de servicios (agua, luz, teléfono, etc..) que acredite reside en el domicilio que se indica en el formulario online.

 

Solicitante en situación de desempleo

Ya hemos visto anteriormente que una persona que percibe una prestación por desempleo, tiene limitada esa garantía al tiempo que dura la percepción. No obstante, y si las condiciones son favorables, la documentación a aportar es exactamente la misma que un solicitante con nómina, pero sustituyendo las tres últimas nóminas, por el documento oficial que acredita ser beneficiario de dicha prestación por el periodo que corresponde, y aportar también los últimos recibos o justificantes bancarios de cobro

 

Solicitantes pensionistas

La misma documentación que el solicitante con nómina, pero en este caso sustituir las nóminas, por los justificantes bancarios del cobro de la pensión.

 

¿A qué tipo de entidades o empresas se puede recurrir para solicitar un préstamo personal?

Hay diversas empresas a las que poder dirigirse para solicitar un préstamo personal. Aquí dejamos un detalle de las más usuales, y requisitos:
Tipo de empresa Flexibilidad Tipo de Intereses Aceptan ASNEF Con aval o Garantía Vinculación con otros servicios
Banco/Cajas Poca Aceptable NO SI Si
Financieras Poca Aceptable NO Si/NO NO
Capital privado Aceptable Alto SI SI/NO NO
Particulares Poca Regular NO SI NO
Tarjeta crédito Aceptable Alto NO SI NO*

* Este producto suele ser común como elemento vinculante en bancos y cajas

 

Conclusiones a la hora de pedir un préstamo personal

Es aconsejable antes de solicitar préstamos personales estudiar las finanzas personales para saber si se podrá devolver sin desajustar la economía propia.

Pudiera ser que la “necesidad económica” que queremos solucionar

pueda resolverse sin recurrir a financiación externa y, por tanto, sin solicitar crédito alguno. Esta sería la mejor forma de ahorrar tiempo y dinero.

Si por el contrario es necesario recurrir a una fuente de financiación externa la mejor forma de encontrar el mejor préstamo personal es conociendo perfectamente las necesidades y los límites de nuestra economía, y comparando todos los préstamos personales existentes en el mercado 

para valorar si es asequible o no y, por tanto, si conviene contratarlo, o no. 

Dependiendo de la cantidad de dinero que se precise, se puede mirar primeramente en aquellas entidades que ofrecen “préstamos sin interés” la primera vez que se solicita, y que puede ser un buen recurso para salir del apuro sin perjudicar la economía.